02.06.15

Coscubiela advierte que los datos del paro confirman que hay una "fuerte tendencia a la precarización del empleo" y alerta de la “brecha” entre ciudadanos con y sin prestación

ICV pide que no se sancione la pitada al himno y al Rey en la pasada final de la Copa y emplaza al Gobierno a averiguar “por qué se produjo”

Joan Coscubiela en una roda de premsa al Congrés

El portavoz de Empleo de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) en el Congreso, Joan Coscubiela, ha enmarcado este martes la bajada del paro del pasado mes de mayo en una "fuerte tendencia" a la "precarización" del empleo que se lleva verificando desde que se aprobó la reforma laboral del PP en el año 2012, y ha advertido de la "brecha" existente entre ciudadanos con y sin prestaciones por desempleo.

 

Así lo ha señalado este martes en la rueda de prensa posterior a la Junta de Portavoces al ser preguntado por la reducción de 117.985 personas registradas en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem), que a finales de mayo cifraba en 4.215.031 los desempleados, en paralelo al incremento medio de 213.015 afiliados (+1,2%) en la Seguridad Social.

 

"Haría bien el Gobierno en no engañarse a sí mismo y en no engañar a la ciudadanía, porque estos datos confirman una fuerte tendencia a la precarización del empleo y de las condiciones de trabajo", ha destacado el diputado catalán, recordando que sólo el 7,82% de los contratos firmados el pasado mes fueron indefinidos y apenas el 4,5% a tiempo completo, mientras que "uno de cada tres" (32%) empleos creados eran temporales y a tiempo parcial.

 

Una realidad que se deriva de la "apuesta" del PP y de CiU --que votó a favor de la reforma laboral de 2012-- por la "precarización como estrategia competitiva", que está llevando a "injusticia social", a "una economía de baja productividad" y a un "empleo de alta precarización".

 

Menos prestaciones

 

En paralelo, también se han visto reducidos tanto el número de beneficiarios de las prestaciones por desempleo --actualmente sólo la mitad de los 4 millones de parados reciben ingresos por esta vía-- como de la cuantía de estas prestaciones, que han bajado "cerca de un 2%" con respecto al año pasado.

 

"Y por si fuera poco, el Estado se ahorra casi el 18% en relación al año pasado en gastos por desempleo. Es una vergüenza que, habiendo 2 millones de parados sin prestación, el Gobierno decida que en lo que hay que ahorrar es en prestaciones", ha recriminado Coscubiela, para quien se está avanzando hacia una recuperación "basada en menos ingresos para los trabajadores y los parados, más pobreza y mucho más desigualdad".

 

Un asunto sobre el que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, "debería dar la cara de una vez" con una comparecencia en un pleno monográfico en el Congreso, algo que la Izquierda Plural ha pedido "muchas veces" a lo largo de la legislatura.

 

Pitada

 

Respecto a la pitada al himno y al Rey en la última final de la Copa, Coscubiela ha pedido no sancionarla sino "saber por qué" se produjo y ser conscientes de que "una parte importante" de los ciudadanos no se siente identificados con ninguno de los dos.

 

El diputado de ICV asegura que lo que debe “obsesionar” al Gobierno es la precarización creciente del empleo en España, y “no lo ocurrido en la final de la Copa entre el Barça y el Athletic de Bilbao”.

 

Considera "obvio" para cualquiera con un "mínimo de concepción democrática" que los silbidos, incluso a los símbolos del Estado, "forman parte del libre ejercicio de la libertad de expresión", como han sentenciado los tribunales.

 

Por ello, cree "patético" el comportamiento del Gobierno, que achaca a una combinación de "talante antidemocrático" y voluntad evidente de "desviar la atención" para que evitar el debate sobre los temas que realmente preocupan a los ciudadanos.

 

Lo que pone en riesgo la convivencia y la cohesión social, denunció, no es que se pite al himno, sino que haya parados sin prestación, pobreza energética, o un partido gobernante implicado "hasta las cejas" en casos de corrupción con un presidente "que rehúye dar explicaciones".