ICV pregunta al Gobierno si mantiene el compromiso de que el Salario Mínimo Interprofesional alcance los 800 euros al final de la legislatura

La diputada Núria Buenaventura pregunta al Gobierno “cómo justifica una subida nominal del 1% del SMI cuando se prevé que el IPC para el próximo año sea del 1.5%”

Núria Buenaventura en la primera intervenció al Congrés el 28 d'octubre del 2010

La diputada de Iniciativa per Catalunya Verds en el Congreso, Núria Buenaventura, ha registrado una batería de preguntas  para saber si el Gobierno español mantiene su compromiso de que el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) alcance los 800 euros al final de la legislatura.

 

Buenaventura argumenta que nuestro SMI sigue muy alejado de una gran parte de países de la Unión Europea y de otros países desarrollados. “La realidad nos ha demostrado en la anterior legislatura, refutando los reproches de la derecha económica, que las subidas del SMI ni frenaron la creación de empleo ni el crecimiento económico”, indica la diputada ecosocialista, que añade que “ahora, con el ciclo económico adverso, las mejoras salariales pueden contribuir a reactivar la demanda lo que reduciría el paro”.

 

La diputada de ICV explica que el proyecto de Real Decreto por el que se fija el Salario Mínimo Interprofesional que ha presentado el Gobierno supone un aumento nominal del 1%  y recuerda al Ejecutivo español las manifestaciones del Comité Europeo de Derechos Sociales del Consejo de Europa que afirma que el SMI en España no se ajusta a la Carta Social Europea por ser “manifiestamente injusto” y “muy por debajo” del 60% del salario medio (actualmente supone el 41.1% del salario medio).

 

En este sentido, Buenaventura también pregunta al Gobierno “cómo justifica una subida nominal del 1% del SMI cuando se prevé que el IPC para el próximo año sea del 1,5%”. Y también pregunta al Ejecutivo por qué el Gobierno “sigue incumpliendo la Carta Social Europea”.

 

Asimismo, Buenaventura ha recordado al Gobierno que el IPC medio de 2010 ha subido más que las pensiones y el SMI lo que supone que “los trabajadores y trabajadores han perdido poder adquisitivo”.