ICV rechaza la reforma laboral y justifica la huelga general para hacer frente a "una agresión sin precedentes"

El diputado de ICV en el Congreso, Joan Herrera, se ha reunido esta mañana en Madrid con los secretarios generales de CCOO y de UGT

Joan Herrera i Gaspar Llamazares en una roda de premsa al Congrés

El diputado y portavoz de ICV, Joan Herrera, ha rechazado hoy el decreto-ley de reforma laboral del Gobierno español y ha justificado la huelga general para hacer frente a "una agresión sin precedentes que favorece el despido barato y el contrato basura" .
 
En rueda de prensa posterior a la reunión que ha mantenido Joan Herrera y Gaspar Llamazares (IU) en el Congreso con el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y de UGT, Cándido Méndez, han asegurado que la huelga general "está más justificada que nunca "porque supone un recorte de derechos sin precedentes ".
 
Herrera y Llamazares, que han dado apoyo a Toxo y Méndez en el sentido de que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero necesita un cambio de rumbo político, han avanzado que el martes votarán en contra de la convalidación del decreto-ley y han mostrado su preocupación porque con esta tramitación de la norma como proyecto de ley "el texto se endurezca aún más".
 
Los dos dirigentes también han criticado el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, por no haberlos convocado a ninguna de las reuniones que ha mantenido con otras formaciones políticas para dialogar sobre la reforma: "El Gobierno sólo habla con aquellos que quieren ir más allá en el recorte de derechos ".
 
"El decreto pone el énfasis en el despido, lo hace más fácil y hace desaparecer la casualidad", dijo Herrera, quien ha añadido que "el Gobierno tiene mucha cara al no reconocer que se abarata el despido".
 
"El Gobierno hace el trabajo sucio para aquellos que quieren desmontar el Estado de derecho", ha lamentado Herrera, que ha asegurado que el decreto-ley "se merece un no y la movilización".
 
El líder ecosocialista ha criticado que el Ejecutivo "no tenga un rumbo en política económica" y ha hecho un llamamiento a hacer "un cambio en la dirección política", aunque ha dudado de que esto sea posible "dentro del PSOE y de su musculatura ".
 
"Sería bueno que dentro del PSOE hubiera alguien que tuviera una mínima sensibilidad social y progresista, nos encantaría pero no es así", ha subrayado. Herrera ha pedido "reemplazar los dogmáticos" de la dirección económica de España.