10.03.16

ICV rechaza que la Comisión Europea exija más recortes y reformas a un gobierno en funciones

Ernest Urtasun alerta que la "recomendación sobre déficit excesivo puede suponer un recorte de casi 9.000 millones de euros y pone el foco en el gasto de las CCAA"

Ernest Urtasun durant una intervenció al Parlament Europeu

En el marco del proceso de control presupuestario de los Estados Miembros, la Comisión Europea ha emitido una recomendación autónoma dirigida en España "para garantizar una corrección oportuna de su déficit excesivo". El eurodiputado de ICV, Ernest Urtasun, se ha mostrado preocupado por el hecho de que "la Comisión Europea haya abandonado repentinamente su nueva línea de más flexibilidad en las exigencias de austeridad y haya adoptado una recomendación absolutamente intransigente en el tiempo y en las cuantías, ya que exige rebajar en 0,8% el déficit previsto para 2016". Sobre el impacto económico de la medida ha añadido que "eso sería un gol en propia puerta, ya que sería un recorte de casi 9.000 millones que iría en contra de la recuperación económica y encima podría retrasar el cumplimiento de los propios objetivos de déficit".

 Respecto la reforma del presupuesto para 2016 que pide la Comisión en los próximos dos meses, Urtasun ha afirmado que "sería un fraude democrático que el gobierno actual, que se niega a ir al Congreso porque está en funciones, pudiera pactar medidas de ajuste fiscal o reformas. Sería un escándalo democrático".

 Urtasun también considera que el posicionamiento de la Comisión "demuestra el sesgo neoliberal de los actuales líderes de la UE, ya que ignora las rebajas fiscales y las previsiones económicas imposibles del gobierno del PP, para centrarse básicamente en el gasto social". Respecto al contenido concreto del texto, Urtasun ha explicado que "exige el cumplimiento del Pacto de Estabilidad y Crecimiento de forma inmediata y sin ninguna flexibilidad, exige que se apliquen recortes a las CCAA y que se presente o bien un nuevo presupuesto para el 2016, o bien un nuevo paquete de reformas y recortes que se debería enviar a finales de abril".

 El eurodiputado ha querido recordar que "si la Comisión puede exigir que se tomen medidas sobre las CCAA es por culpa de la ley de Estabilidad Presupuestaria y Estabilidad Financiera, una norma aprobada en el congreso en 2012 por PP y CiU para consagrar la austeridad, las privatizaciones yla pérdida de derechos sociales". Así, Urtasun ha mostrado preocupado en que "en medio de la crisis y con un fuerte crecimiento de las desigualdades, un recorte de esta magnitud supondría un nuevo retroceso en derechos sociales, especialmente en gasto sanitario que sabemos que está en el punto de mira de la Comisión".

--